Imagen
Considero el pensamiento crítico, como una habilidad que debe desarrollarse con la educación y la práctica para poder argumentar y analizar nuestro entorno de manera lógica, verídica y factible. El pensamiento crítico reúne otros pensamientos que complementan nuestra opinión para justificarla.

Como lo mencioné antes, éste pensamiento debe practicarse y reforzarse desde el aula, con la utilización de problemas cotidianos que necesiten justificación o resolución, promoviendo cinco habilidades que son: 1) la diferenciación de información relevante e irrelevante; 2) el planteamiento de hipótesis de trabajo y conjeturas; 3) el desarrollo de estrategias de aproximación y resolución; 4) la argumentación de estrategias; y 5) la valoración de alternativas en la interpretación de textos. Estas habilidades pueden y deben trabajarse dentro de una interdisciplinariedad en las escuelas para crear personas reflexivas, analíticas y críticas de su entorno.

El pensamiento crítico es de mucha utilidad dentro de una sociedad, pues creo que más que criticar las situaciones, se trata de analizar los factores, reflexionar sobre los resultados y criticar para crear soluciones lógicas, justificadas y adecuadas a las situaciones.