Elsinore

02/24/2013

0 Comments

 
Es una novela autobiográfica, donde el autor se refiere a ella como “la memoria en un sueño”. Salvador Elizondo se refiere sus vivencias de adolescente en la Elsinore Navy and Military School en California.

El libro comienza con la llegada de Salvador al estado de California, junto con su padre, una persona importante y trabajadora, al recorrer las calles de la ciudad, va encontrando referentes en las entradas de las casas en los que indican si los hijos de dichas familias están luchando en la guerra, o si fallecieron en ella. Camino a casa de su tía, el protagonista narra la precaria situación del país después de la Segunda Guerra Mundial, con soldados caídos y heridos, pobreza en la población y tristeza ante tantas personas muertas. Será su tía, quien lo acompañe a la academia militar en la que lo inscribe su padre durante los años de secundaria.

Una vez instalado en la academia, conoce a los directores, maestros, compañeros y personas de servicio, lo cual describe como un negocio familiar al ser familia directa o política del director Hunter, una persona rígida, disciplinada y exigente, que poco a poco desarrolló una de las mejores academias militares, y no exactamente navales, pues las condiciones geográficas no se lo permitían. Con algunas de estas personas, como Porfirio Díaz, el conserje; comparte, socializa, en muchos casos simpatiza y vive experiencias únicas.  La vida en Elsinore se ve ambientada por mexicanos que viven en las barracas, como el  Yuca y Diosinio, con quien vive diversas iniciaciones, algunas de ellas en el ámbito sexual, otras en su talento al comerciar ilícitamente entre los demás cadetes.

Junto a su amigo Fred, un estudiante de la academia, primero cometen la travesura de fumar a “escondidas” y lejos de las instalaciones de Elsinore, pero después, comenten la hazaña que nunca había ocurrido en la historia del instituto: escapar de Elsinore.

Se comentaba, que la única forma de salir de ahí, era el día de Acción de Gracias, cuando los estudiantes podían visitar a sus familias, lo cual Salvador y Fred, realizaron. Sal es invitado a casa de su amigo, donde conoce a su familia, que por la forma de hablar, comer y actuar, era una familia bien acomodada y con un familiar en combate, que por desgracia, fallece.

Cuando regresan a la academia, y ven que la seguridad no ha vuelto a su rigurosidad de siempre, por no haber tantos alumnos, deciden escapar en un bote cerca del lago, el cual llega a la estación de autobús que los regresará a Los Ángeles, en el trayecto, el protagonista recuerda a su profesora de baile, que es la mujer más bella para él, aceptando estar muy enamorada de ella, sin embargo, también reflexionaba sobre la viabilidad de la situación.

Ya en los Ángeles, su aventura no se da de la mejor manera, pues al llegar a casa de la tía de Salvador, ella decide hablar a Elsinore para reportarlos, los cuales regresan esperando el castigo de sus vidas, pero se encuentran con la sorpresa de que ni siquiera se había percatado de su falta por otros problemas suscitados en la academia.

Dentro de una narración entre fantástica y no, real y un poco ficticia, Salvador asiste a casa de su profesora para confesarle su secreto amoroso, recibiéndolo muy amable, situación que confunde a Sal, creyendo que algo más podría suceder entre ellos; asustado y desilusionado al final, al encontrar a un hombre que dándose cuenta de la situación le pide que la deje en paz.

Es a partir de aquí, que el protagonista se da cuenta que ésta situación no tiene razón de seguir y en cambio, pone énfasis en su educación dentro de Elsinore, para de acuerdo a los lineamientos, terminar su periodo en la mejor Academia Militar y Naval.